I MARATÓN 2008

6.15 de la mañana del 5 de Octubre. Las luces del Pabellón Municipal de Deportes de Torrejoncillo se encienden y el grupo de investigación de la UCLM capitaneados por Txente calienta motores para las muestras de los corredores. Éstos, van llegando poco a poco. Desayunan, conversan, rien, son como una gran familia. Todos son asiduos de este tipo de carreras en las que lo primero es la naturaleza y después la competición.
A eso de las 8 de la mañana comienza el ritmo frenético en 42 kilómetros a la redonda.

Torrejoncillo prepara la salida, Portezuelo viste con sus mejores galas su plaza mayor y su Castillo, la Silleta espera pacientemente su turno en el punto más alto de la carrera y Pedroso de Acím, silencioso, como su Monasterio del Palancar, va despertando lentamente.
El día no puede ser mejor, la ausencia de viento y el sol en todo lo alto van a hacer disfrutar mucho a los corredores que tras recoger su dorsal, comienzan sus rituales de calentamiento, curiosos los de muchos, e igualmente curioso que alguno ni caliente.

Son las 9 de la mañana, hora de salida, todo preparado. Discursito de turno de juez principal y posteriormente, la salida. Preciosa. Los niños del club de atletismo forman delante del grupo de 60 valientes que se atreven con la prueba. Una comitiva les precede: fotógrafos, cámaras, bicicletas, quads, caballistas y la Guardia Civil(geniales!!), abriendo la carrera.

Salen a tope, les perdemos la vista y llegamos al primer avituallamiento. Todo preparado, esta gente de Portezuelo(ayudaron en 3 avituallamientos) es la leche!!. Nos quedamos(voy con la Guardia Civil) en el punto de intersección(kilómetro 9) hasta la llegada del primer corredor. “Digo yo que tenemos para 15 minutos hasta que lleguen”. Iluso de mí. Al par de minutos aparecen Pedro José Hernández y Manuel Perozo con varios minutos de adelanto sobre el tiempo previsto.

Seguimos por Portezuelo, la plaza mayor, el Castillo, todo ok. Los primeros corredores ni paran en los avituallamientos van a tope. Se escucha el griterío de la gente al paso de los corredores, es el mejor momento, sin duda de la carrera para muchos de los corredores, pasando por dentro del Castillo medieval de Portezuelo que rememora antiguas batallas.

Pedro José se siente fuerte. En el kilómetro 15 ya avanza rumbo a la Silleta en solitario adentrándose en un paraje impresionante en el que el corredor se zambulle literalmente en la naturaleza, ya que hay que abrirse paso entre las jaras.

La carrera va como la seda. No hay incidencias y nos dirigimos a la zona del Monasterio del Palancar, conocido para los habitantes por el Pedroso como el Conventito, dada las reducidas dimensiones del mismo. Pero los dos rayos torrejoncillanos(Hernández y Perozo) se nos adelantan y encaran la llegada al Pedroso sacando ya un tiempo estimable al resto de los corredores.

Y con la llegada de los corredores al pinar del Pedroso comienza la “movida”. El precioso recorrido sinuoso entre pinares y cortafuegos causa estragos, especialmente a Perozo que “traga” 2 kilómetros de pérdida, a Pilar Martín(hasta ese momento primera clasificada) y a varios corredores que pierden la referencia de la carrera en un momento clave. Poco a poco va volviendo la normalidad a la carrera, mientras Pedro José enfila sus últimos kilómetros con una gran ventaja que le permite entrar en meta con una gran ventaja. Ganar era lo de menos, había cumplido su sueño, realizar una Maratón de Montaña en Extremadura. Y es que la imagen de todos los corredores entrando en meta en este tipo de carreras es espectacular, todos ganan, todos exteriorizan su satisfacción por vencer a la naturaleza en 42 kilómetros durísimos. Atrás quedan dehesas, castillos, picos, monasterios, pinares….y balizas y kilometrajes(los que no nos hayan mangado) y botellas que recoger del campo. Miro mi reloj: 57 horas 19 minutos 35 segundos. El maratón continúa….


CLASIFICACIÓN I MARATÓN PUEBLO DE LOS ARTESANOS:
VIDEO I MARATÓN PUEBLO DE LOS ARTESANOS:
video
Canal Extremadura estuvo con nosotros:


FOTOS I MARATÓN PUEBLO DE LOS ARTESANOS: